El 24 de diciembre de 2009, HP es acusado de racista.

La multinacional tecnológica Hewlett Packard, o mejor conocida como HP, incorpora en el año 2009 a las webcams de sus portátiles un software de reconocimiento facial que muestra centradas y proporcionadas, en la pantalla, las caras de las personas. El problema llega cuando este programa no identifica los rasgos afroamericanos, mientras que no tiene problema en reconocer las caras de personas caucásicas.

En un video publicado en YouTube, por dos jóvenes que parecen trabajar en una tienda electrónica, aparecen frente a la cámara probando la nueva funcionalidad de HP y he aquí cuando nace el problema. El chico afrodescendiente con nombre Desi, comenta: «Creo que mi color está interfiriendo con la habilidad del ordenador de seguirme», poco después exclama: «¡los portátiles de Hewlett-Packard son racistas!»

La empresa, sin embargo, explica luego en un foro de internet que el problema se debe a que la cámara utilizada podría tener dificultades en condiciones con insuficiente iluminación frontal.

Hewlett Packard afirmó que su tecnología se basa en algoritmos que miden la diferencia en la intensidad del contraste entre los ojos, la parte superior de los pómulos y la nariz.

En condiciones de baja luz frontal, esa medición puede tener dificultades, así que la empresa sugirió a los usuarios visitar un sitio que da instrucciones para optimizar el registro de cámaras digitales.