El 20 de diciembre de 1996, Apple Computer anunció su intención de adquirir a NeXT. 

Apple pagó US$429 millones en efectivo, mismos que fueron directamente a los inversionistas iniciales y 1.5 millones en acciones de Apple para Steve Jobs (de acuerdo al trato, deliberadamente a Steve Jobs no se le pagó en efectivo).

El propósito principal de la adquisición de NeXT fue usar a NeXTSTEP como base para reemplazar el obsoleto Mac OS, en lugar de elegir al sistema BeOS o el aún en desarrollo Copland.

Tras ser despedido de Apple, Steve Jobs fundó NeXT como respuesta a lo que para él era su visión del ordenador personal y profesional. Cuando Apple decidió comprar la empresa, se encontraba en un gran problema de imagen, los desarrolladores se marchaban a Windows y la cuota en el mercado del PC empezaba a bajar.

Jobs regresó a Apple como un consultor, más maduro y con una visión clara de lo que debería ser la empresa, y en 1997, después del fin de semana del 04 de julio se convirtió en el CEO interino, luego fue nombrado de forma permanente.

Cuando Steve Jobs reestructuró la mesa directiva de la compañía muchos de los ejecutivos de NeXT reemplazaron a sus contrapartes de Apple.

En los siguientes cinco años, el sistema operativo NeXTSTEP fue portado a la arquitectura PowerPC. Al mismo tiempo, también se produjo una migración para la plataforma Intel y se desarrolló un conjunto de herramientas OpenStep de tipo empresarial.

Apple se salvó de la bancarrota o de ser adquirida por otro competidor, como IBM.

NeXT

NeXT Computer, Inc. fue una empresa estadounidense de informática con sede en Redwood City, California, que desarrolló y fabricó una serie de estaciones de trabajo destinadas a la educación superior y las empresas. NeXT fue fundada en 1985 por el fundador de Apple, Steve Jobs, después de su renuncia forzada de Apple. NeXT introdujo el primer NeXT Computer en 1988 y el NeXTstation en 1990. Las ventas de los ordenadores NeXT eran relativamente bajas, con estimaciones de cerca de 50.000 unidades vendidas en total. Sin embargo, su innovador sistema operativo, NeXTSTEP, orientado a objetos de funcionamiento y entorno de desarrollo era muy influyente. NeXT se fusionó con Apple Inc. el 20 de diciembre de 1996, en una compra valorada aproximadamente en 375 millones de dólares, junto con 1,5 millones de acciones de Apple. El software desarrollado por Next es la base para el sistema operativo macOS, pero su esencia más pura puede encontrarse en un desarrollo posterior, creado también desde el mismo NeXTSTEP: iOS, el sistema operativo para el iPhone y la iPad.