El 16 de abril de 1975, Sony lanza el Betamax, este formato fue pionero en el mercado de la vídeo grabación casera.

Fue un formato de vídeo analógico, hoy descatalogado, con el propósito de ser la alternativa en vídeo al clásico casete compacto de audio de Philips.

Adicional, fue el único en el mercado por casi un año, hasta que se lanzó el formato VHS, creado por JVC y Matsushita (Panasonic), iniciándose una verdadera guerra de formatos. 

Betamax originalmente sólo ofrecía una hora de grabación, mientras VHS (Video Home System) ofrecía dos horas. Esa diferencia fue crucial. 

Con el tiempo se inició una guerra de precios para convertirse en estándar. Sony continuó desarrollando su tecnología al igual que JVC, ambos sistemas tenían calidad similar y eran incompatibles. 

Uno de los motivos que inclinó la balanza hacia VHS fue que Sony exigió obtener regalías de su invento mientras que JVC prefirió sacrificar dichas ganancias y abrir su estándar. Esto produjo que en 1984,  Betamax solo fuese apoyada por 12 compañías mientras que 40 fabricantes apoyaban VHS. 

En 1988, Sony admitió su derrota y anunció la producción de una línea de grabadoras en VHS. VHS tenía el 95% del mercado. 

El resultado, VHS se convertiría en el estándar durante los siguientes 10 años.