El 05 de febrero de 1997, se introduce el virus informático “Bliss”. 

Bliss 

Virus informático cuyo objetivo era infectar los dispositivos con sistemas Linux. Cuando se ejecuta, intenta adjuntarse a los archivos ejecutables de Linux. A estos, los usuarios no tienen acceso. En el caso de la versión alfa, esto evita que dichos archivos se ejecuten, por lo que los usuarios lo notan inmediatamente. 

Aunque probablemente tenía la intención de probar que Linux puede estar infectado, no se propagaba de manera muy efectiva debido a la estructura del sistema de privilegios de usuario de Linux. Bliss nunca se extendió, y sigue siendo principalmente una curiosidad de investigación.

Puede ser detectado mediante la búsqueda en todos los archivos binarios de la siguiente cadena de búsqueda en hexadecimal: 

E8ABD8FFFFC20000363465643134373130363532 

Bliss se desinfectará a sí mismo si un binario infectado se ejecuta con la opción: 

bliss-disinfect-files-please switch.

Cuando se lanzó el virus, los proveedores de software antivirus y las distribuciones de Linux publicaron avisos de seguridad para notificar a los usuarios sobre los riesgos potenciales. Debian todavía se enumera como vulnerable al virus Bliss. Sin embargo, debido al requisito de que se produzca una infección en el usuario root, el riesgo aparece como mínimo.