El 05 de diciembre de 1961 inicia el desarrollo de Spacewar! considerado el primer juego interactivo de PC, desarrollado por Steve Russell junto a otros estudiantes del MIT (Instituto de Tecnología de Massachusetts) en una PDP-1 (Programmed Data Processor-1), primer computador de la serie PDP de la Digital Equipment, producida por primera vez en 1960, una computadora que trabajaba a 200 KHz y realizaba 100.000 operaciones por segundo. Es famoso por ser el computador más importante en la creación de la cultura hacker en el MIT, BBN y en otras partes, es decir, el grupo de alumnos pioneros en trabajar, por su cuenta, con computadoras y software por la diversión de aprender y experimentar en el Tech Model Railroad Club. Estas mentes inquietas llegaron a reproducir música en el PDP-1 gracias a la creación de un software, el compilador de armonía, con el que codificaron y reproducieron obras de Bach o de Mozart.

En 1961, Steve “Slug” Russell, Martin “Shag” Graetz y Wayne Wiitanen, del ficticio “Instituto Hingham”, tuvieron la intención de implementarlo en un DEC PDP-1 del MIT. Aunque no eran estudiantes del centro, el profesor Jack B. Dennis, que era el responsable del computador, permitía el acceso a todo aquel que estuviese interesado y tuviese un proyecto en su cabeza. Después de que Alan Kotok obtuviera algunas rutinas de seno y coseno de la DEC, Russell comenzó a codificar, y por febrero de 1962 había producido su primera versión. Crear la versión inicial tomó aproximadamente 200 horas de trabajo, que se jugaba en un monitor CRT que se usaba, en principio, para testear algunas funciones en el computador. Características adicionales fueron desarrolladas por Dan Edwards, Peter Samson, y Martin Graetz.

Funcionamiento

Spacewar! era un juego pensado para dos jugadores que se enfrentaban en una batalla entre dos naves espaciales, la aguja y la cuña, que debían intentar destruirse mutuamente sin dejarse atrapar por la fuerza gravitatoria de una estrella. Las naves disparan misiles que se ven afectados por el campo de fuerza (curvando y ralentizando su trayectoria), además, contaban con combustible y misiles limitados. El hiperespacio puede ser usado para esquivar los misiles enemigos, pero la salida de éste se ubica siempre en un lugar aleatorio, y se incrementa la probabilidad de que la nave explote en cada uso. Con estas condiciones, los jugadores debían disparar misiles al contrario controlando la rotación de su nave y contrarrestando la gravedad con los motores de ésta.

Este videojuego requería 100.000 cálculos por segundo para controlar el movimiento de las naves, la gravedad, los controles de los usuarios, las posiciones relativas de las estrellas del fondo y la estrella “atractora” y enviar al monitor 20.000 puntos por segundo para ir refrescando la pantalla con los movimientos de los usuarios.

Legado

Spacewar! fue extremadamente popular en la pequeña comunidad de programación de los 60 y fue muy recreado en las minicomputadores y ordenadores centrales de la época, antes de migrar a las microcomputadoras pioneras de los 70.​ La propagación del juego tuvo lugar, sobre todo , varios años después de su desarrollo original, sobre todo después de 1967.

Introdujo cálculos complejos, puesto que la trayectoria de las naves se veía influenciada por la simulación de un campo gravitacional y del viento espacial y, además, gran parte de los cálculos se basaban de las rutinas de trigonometría que se habían programado en el computador.

El juego también inspiró de forma bastante directa los primeros juegos de máquina recreativa, operadas con monedas. Concretamente, en el 1971, Tuck y Bill Pits crearon un prototipo de recreativa llamada Galaxy Game. Alrededor del mismo tiempo, un segundo prototipo de recreativa comercial surgió: Computer Space, desarrollado por Nonal Bushnell y Ted Dabney.

La popularidad de Spacewar! atrajo la atención de un gran grupo de apasionados por la computación y la programación que trabajaron en el proyecto o en versiones paralelas de éste. Es un excelente ejemplo de crowdsourcing y colaboración en el desarrollo de software.

Hasta mayo de 2006, el único ordenador PDP-1 trabajando que existe se encuentra en el Museo Histórico de Ordenadores, en Mountain View, California. El PDP-1 fue restaurado después de dos años de trabajo y su Spacewar! es operativo.

El 12 de marzo de 2007, The New York Times publicó que SpaceWar! había estado incluido en una lista de los diez videojuegos más importantes de la historia, por ser considerada en la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos, donde acabó siendo aceptada y contigurando las figuras iniciales de un canon de videojuegos culturalmente importantes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.