Un 03 de enero nace Bitcoin

5

El 03 de enero de 2009, crean el Bitcoin, un protocolo y red P2P que se utiliza como criptomoneda, sistema de pago y mercancía. Su unidad de cuenta nativa se denomina bitcoin.​ Esas unidades son las que sirven para contabilizar y transferir valor por lo que se clasifican como moneda digital.

Las transacciones se realizan de forma directa, sin la necesidad de un intermediario y el protocolo es código abierto.

Se desconoce la identidad última de su creador o creadores, apareciendo con el seudónimo de Satoshi Nakamoto.

Al contrario de la mayoría de las monedas, Bitcoin se caracteriza por ser descentralizado, es decir, que no está respaldado por ningún gobierno ni depende de la confianza en ningún emisor central, sino que utiliza un sistema de prueba de trabajo para impedir el doble gasto y alcanzar el consenso entre todos los nodos que integran la red.

Un poco de historia

Desde la década de 1970, la utilización de firmas digitales basadas en criptografía de clave pública ha proporcionado un fuerte control de propiedad. ​Sobre la base de la criptografía de clave pública, en 1998 Wei Dai describe b-Money, ​ una solución descentralizada al problema de pagos electrónicos. Posteriormente, Nick Szabo y Hal Finney extienden y complementan el trabajo de Wei Dai.

En 2008, Satoshi Nakamoto publicó un artículo en la lista de criptografía de metzdowd.com donde describe el protocolo Bitcoin.

El 3 de enero de 2009, la red P2P de Bitcoin entra en funcionamiento con la publicación del primer programa cliente, de código abierto, y la creación de los primeros bitcoines.​ Hasta la invención de Bitcoin era obligado que todos los pagos en el comercio electrónico se canalizaran a través de entidades centralizadas de confianza, generalmente bancos y otras empresas financieras, que gestionaban el seguimiento de todas las transacciones.

El Bitcoin como se utiliza como forma de pago para productos y servicios ha crecido y los comerciantes tienen un incentivo para aceptarlo porque las tasas son inferiores al 3.2% normalmente impuesto por los procesadores de tarjetas de crédito.

La Autoridad Bancaria Europea ha advertido que Bitcoin carece de protección al consumidor. A diferencia de las tarjetas de crédito, los honorarios son pagados por el comprador, no el vendedor. 

A partir del 2013, el uso comercial de Bitcoin era pequeña comparada con su uso por los especuladores, que ha contribuido a la volatilidad de precios.

Bitcoin, y en general las criptomonedas, son un proyecto innovador en constante evolución y cambio. Existe un cierto consenso en el potencial de las criptomonedas, augurando un futuro en el que estas pasarán a constituirse en un sistema de intercambio universal.

Su tecnología, blockchain, puede resolver los problemas de seguridad que suponen los intercambios descentralizados entre iguales, pudiendo ser de aplicación en muy diversos campos.

Más información sobre bitcoin presiona aquí.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.