¿Concibes la idea de que una impresora sea capaz de construir cualquier objeto?

Chuck Hull (inventor estadounidense conocido como el padre de la impresión 3D) concebía esto a principio de los años 80 y no caía en desacierto alguno, siendo que al día de hoy existe en una primera etapa, la impresión en 3D tal como lo imaginaba. Hull es el inventor del proceso de formación de imágenes solidas conocido como estereolitografía o impresión 3D. Se trata de que diversas capas se añadan mediante el curado de fotopolímeros con láseres de luz ultravioleta.

Al igual que Hull en 1980, hoy hay futurólogos que creen que en la impresión 3D marcara una nueva era en donde cada hogar dispondrá de una. Incluso, que las mismas serán capaces de construir partes, montajes, piezas completas, prototipos desde juguetes, prótesis, comida hasta órganos para reemplazar los que ya no sirvan de nuestro cuerpo. ¿Imaginas eso? De igual forma se consideran diferentes materiales con los cuales imprimir: plástico, cerámicos, concreto, metales y cera. En el campo industrial, las impresoras de gran formato podrían imprimir vehículos, carreteras, casas, edificios y puentes.

A la hora de hablar de impresoras 3D tenemos que hablar de sus tecnologías, en este artículo queremos que las conozcas y puedas elegir qué tipos de piezas y acabados puedes obtener con las mismas. Tipos de Impresoras 3D:

– Impresora de adición o proyección de polímeros: el material se añade por capas muy finas permitiendo obtener formas geométricas muy complejas.

– Impresora de compactación: masa de polvo que compacta los estractos.

– Impresora de Sinterizado Selectivo por Laser (SLS) y Modelado por deposición fundida (FDM): un suministro va depositando finas capas de polvo de diferentes metales y un láser funde cada capa con la anterior.

La tecnología FDM permite obtener piezas utilizando plástico ABS (similar al material de Lego)

El  método de impresión 3D más utilizado hoy por su eficacia y bajo costo, es el Modelado de Deposición Fundada que utiliza la técnica aditiva en la cual la impresora va fundiendo un filamento de plástico, madera o metal para formar un objeto.

Método de Estereolitografía (SLA) y Sinterizado Selectivo por Láser (SSL) utilizan laser y se consigue una mayor precisión de las piezas impresas. En el caso de SSL, las impresoras utilizan material en polvo como poliestireno, materiales cerámicos, cristal, nylon y materiales metálicos. El láser impacta en el polvo, funde el material y lo solidifica. SLA nace antes que la tecnología FDM de la mano de Hull quien también fundó la empresa 3D Systems. Esta compañía fue la primera en poner a la venta lo que hoy llamamos impresora 3D.

Tal como podemos ver existen numerosas tecnologías disponibles para imprimir en 3D. A su vez, es un mercado en plena expansión sin un destino escrito. No obstante, lo que sí podemos predecir es que la Impresión 3D está marcando una gran revolución en el mercado basada en las infinitas posibilidades que la misma ofrece.

Y tú: ¿Cuál crees es el futuro más cercano a esta tecnología?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.