Habilidades del Siglo XXI

0
46
views
Siglo XXI - 21st Century

Tim Urban inicia su artículo “La revolución de Inteligencia Artificial” con una entretenida metáfora. Imagina que pudieras viajar en el tiempo al año 1750 y traer a alguien de regreso al futuro. Es imposible para nosotros entender cómo se sintiera ver “cápsulas de colores” acelerar en la autopista o ver un programa televisivo que fue filmado a miles de millas de distancia o incluso escuchar a una banda de música que grabó hace 50 años. Esta experiencia no fuera sorprendente o espeluznante sino que podría matar a alguien de la impresión.

“Este patrón – la humanidad progresando cada vez más rápido– es a lo que el futurista Ray Kurzweil le llama la “Ley de Retorno Acelerado”. El mundo está cambiando y eso lo sabemos, pero lo que debemos comprender es que está cambiando cada vez más rápido. Exponencialmente más rápido. Es por eso que argumentos que descartan nuevos métodos de educación o incluso nuevos temas de educación no son válidos. El pensamiento de “nosotros no los aprendimos y resultamos bien”, no tiene validez para el mundo que está por venir porque será radicalmente diferente. El grado de cambio que antes demoró 250 años, ahora podría demorar sólo 25 años. Es por eso que nos debemos hacer la pregunta: ¿cuáles son las habilidades del siglo XXI?

¿Qué debemos aprender para manejarnos en un mundo tecnológico, imperfecto, e impredecible?

Charles Fadel, autor de “Habilidades del Siglo XXI”, ilustra que estas preguntas son parte de una carrera entre la tecnología vs la educación. Fadel explica que la tecnología sólo produce malestar social cuando no tenemos un nivel suficiente de educación para mantenernos al día. Y cuando digo “malestar social” me refiero al 51% de las horas laborables y a 2.7 trillones de dólares de salarios que se verán reemplazados por sistemas automatizados (relativamente) pronto. A salvo estarán sólo los trabajos que sean difíciles de automatizar y difíciles de ofrecer.

Una línea de pensamiento cree que debemos detener el progreso tecnológico y proteger el status quo laboral de los humanos. Otra línea de pensamiento sabe que el progreso tecnológico simplemente no se va a detener y tenemos la tarea de equipar a nuestras sociedades con mejor educación en fondo y forma para mantenernos relevantes.

Y aunque “mantenernos relevantes” suena desesperanzador, la relevancia es nuestro punto de partida. En su libro, Charles Fadel, explica que necesitamos “alfabetismo”: global, de información, ecológico, y de emprendimiento. Necesitamos ser tolerantes con comunidades diferentes, poder discernir información cierta o falsa, conservar el ambiente y poder identificar problemas y cómo resolverlos. Necesitamos fortalecer habilidades como: creatividad, pensamiento crítico, comunicación y colaboración. Necesitamos construir carácter con rasgos de “mindfulness”, curiosidad, valentía, resiliencia, aplicación tecnológica y manejo de proyectos. Necesitamos cultivar a lo que Carol Dweck le llama “Growth Mindset” o Mentalidad de Crecimiento – la creencia de que nuestra inteligencia no es fija y todo se puede aprender.

Estos conceptos obviamente no son nuevos. Sin embargo, la mayoría (sino todas) las partes de esa lista son cosas que aprendimos fuera de la escuela, por nuestra cuenta o al llegar a un trabajo. “Se estima que 200 mil millones de dólares se invierten anualmente buscando personal capacitado o capacitando al personal para llevarlos al nivel de habilidades necesarias”.

Entonces, imaginemos un mundo donde los estudiantes no desperdician 14 años de su vida aprendiendo de temas de los cuales muchos no son necesarios para manejarse o adaptarse al mundo en el que viven.

Imaginemos un mundo donde todos los estudiantes (no sólo aquellos con recursos o en escuelas privadas) aprenden el conocimiento y las habilidades necesarias para participar activamente de un futuro inclusivo.

La meta de la educación jamás ha sido tener conocimiento. Siempre ha sido poder transferir el conocimiento del salón de clases a su implementación fuera de él. Debemos tener esta meta en mente cuando consideramos el rol de las escuelas, el rol de los profesores, y las herramientas tecnológicas que son necesarias para enseñar habilidades del siglo XXI. De alguna manera, de nada nos funciona saber cuáles son las habilidades del siglo XXI ya que necesitamos un rediseño del sistema educativo para poder enseñarlas. Implementar este cambio en nuestro país nos tiene que llevar a repensar desde las materias que se enseñan, al uso de libros vs otras tecnologías, y la necesidad de personalizar la educación a cada estudiante.

¿Qué opinas acerca de las Habilidades del Siglo XXI y el rol de las escuelas en enseñarlas?

Feliz Lunes!

con cariño desde Harvard,

Stefy

LUNES CON EL PIE DERECHO ES UNA COLUMNA DE LA SECCIÓN DE ECONOMÍA DE LA PRENSA. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.