Castle, nueva empresa con sede en San Francisco. Tiene como objetivo ayudar a otras compañías a mantener las cuentas de sus clientes a salvo del fraude. Ha recaudado USD9.2 millones en una serie de fondos de Index Ventures. Con la participación de Y Combinator, First Round Capital, F- Prime Capital Partners, y una gran cantidad de ángel inversores individuales.

Trabaja con desarrolladores web y de aplicaciones que buscan ofrecer una mayor seguridad dentro de las apps orientadas al consumidor. La tecnología de Castle ayuda a evitar todo tipo de esfuerzos en cuanto a robo de cuenta (ATO). Ya sea a través de intentos manuales o métodos automatizados, incluido el relleno de credenciales.

«Cada vez es más difícil y complejo mantener la seguridad de las cuentas y los datos en línea de los usuarios», señaló el cofundador y CEO de Castle, Johan Brissmyr. “Con frecuencia, la responsabilidad recae en el consumidor para crear contraseñas complejas y otras medidas de seguridad. Queremos transferir esa responsabilidad a las empresas y facultar a cada una de ellas para que ofrezcan seguridad de cuenta bancaria sin comprometer la experiencia del usuario «.