Desde hace muchos años los creadores de televisores han sacrificado el apartado de audio para dedicarse a los temas de tecnología de las pantallas, esto ha producido, no se si casualmente o fríamente calculado para ganar más, crear sistemas de audios separados para mitigar esta brecha, existen sistemas de teatro en casa, centros de entretenimientos completos y lo que hace un par de años esta de moda, las barras de sonido. Estas se están abriendo paso a la fuerza, trayendo un buen sonido en menos espacio (cosa muy agradable si eres o intentas ser minimalista).

Los chicos de Samsung hace poco anunciaron los nuevos televisores QLED que están arrasando, con muchos premios ganados, por la calidad y materiales utilizados, en conjunto presentaron sus modelos de barras de sonidos, fieles acompañantes para estos televisores QLED, son la HW-N400, HW-N450 y HW-N650.

HW-N650

Hace poco tuvimos el placer de probar una de sus barras de sonidos, la HW-N650, destinada para gaming, aquí nuestras impresiones:

Especificaciones

  • 360 W de potencia total.
  • 3 Modos de sonido DSP.
  • 5.1 canales.
  • Subwoofer Inalámbrico.
  • Conectividad Bluetooth, Anynet+ (HDMI CEC).
  • Soporte de calidad de imagenes 4K.

Esta barra agrega la nueva tecnología Acoustic Beam de Samsung. Dirigido a fanáticos de las películas y a gamers, esto tiene como objetivo crear una experiencia de audio más grande e inmersiva. Mientras probamos en películas y juegos se sentía como si hubiéramos instalado bocinas alrededor de nosotros para que la experiencia fuera mejor, pero no, se trataba de que la barra, con esta tecnología hace que el sonido rebote para que se sienta como si el lugar completo estuviera forrado de bocinas.

En cuanto al diseño viene en una forma rectangular como la mayoría de las barras, pero su cuerpo es totalmente metálico, el aspecto es muy funcional más que llamativo, pero si nos pareció una buena construcción, con una sensación de durabilidad y un peso excelente.

Por lo que sabemos, la barra solo está disponible en color negro, en la parte frontal del equipo a mano derecha hay una pantalla led pequeña muy simple, esta se ilumina cuando se está utilizando el control, subiendo volumen en la misma barra y cuando la configuras.

Para los más técnicos, el N650 tiene una configuración de 5.1 canales, con un rango de frecuencia de 42Hz a 20KHz y una potencia de 360W, hay tres bocinas mirando hacia adelante, cada una compuesta de un controlador de rango medio y un tweeter, tiene también dos bocinas mirando hacia arriba, incluye la tecnología de haz acústico de Samsung, por lo que estos canales de disparo ascendente se componen de dos tubos, cada uno con 28 agujeros en ellos. Los tweeters disparan hacia estas tuberías, creando una serie de haces acústicos que emanan de cada hoyo, un poco como las tuberías de un órgano de la iglesia.

Estos hoyos se dirigen hacia arriba y hacia los lados, rebotando en el techo y las paredes para crear un escenario acústico mucho más amplio, más alto y más inmersivoAunque esta tecnología no es nueva, y Yamaha ha estado haciendo algo similar durante años, el enfoque de Samsung es ciertamente único.

Como mencionamos, el N650 viene con un subwoofer activo inalámbrico. Este modelo bass-reflex usa un controlador de 6.5 pulgadas que dispara hacia adelante, junto con un puerto trasero para brindar una decente extensión de graves.

La conectividad del N650 se ve bien en papel, especialmente cuando se tiene en cuenta la inclusión de Bluetooth. Esto no solo le permite transmitir música desde su teléfono inteligente o tableta, sino también recibir sonido inalámbrico desde un televisor Samsung compatible. En uso la conectividad no es tan impresionante, especialmente cuando se compara con las barras de sonido del año pasado o la competencia. Para empezar, Samsung ha eliminado el WiFi integrado, lo que significa que el N650 no es compatible con el sistema multihabitación de Samsung, por lo tanto, no puede utilizar altavoces traseros inalámbricos.

Una cosa que no nos gustó para nada fue la poca cantidad de entradas HDMI de la barra, esto viendo el precio de la misma, por su puesto existen switch HDMI o simplemente conectamos los aparatos adicionales al televisor y mandamos el audio por HDMI, siempre hay opciones.

Si eres un jugador, tiene una pequeña característica diseñada especialmente para ti. Los televisores 2018 de Samsung pueden detectar cuándo seleccionas una consola de juegos conectada y entrar automáticamente en el modo de juego. Esto se extiende a la barra de sonido, que también seleccionará automáticamente un modo de sonido del juego dedicado. Tiene tres modos de sonido en total: Estándar, Surround y Juego, mencionado anteriormente. El modo Estándar solo usa los tres altavoces delanteros y es mejor para música y algunos programas de TV; el modo Surround está diseñado para películas y dramas televisivos; mientras que el modo Juego obviamente está destinado para juegos.

Conclusión

La barra de sonido N650 de Samsung es una excelente opción con una construcción minimalista (nos gusta eso), y un sonido de verdad envolvente, como mencionamos nos hace sentir como si el lugar donde está, estuviera lleno de bocinas, muy bueno la inclusión del subwoofer que las versiones pasadas no la traían y las conectividades no dejan nada que pedir de más, las únicas cosas que no nos agradaron es que no tenga más entradas HDMI y el precio.

Hola soy Nathz Guardia, freelancer, emprendedor, diseñador Web | App | Gráfico | UX, administrador de base de datos e infraestructura. Algunos de mis pasatiempos son la fotografía, crear videos y hacer ilustraciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.