TOR, The Onion Router

61
views

Feliz año… A todos ustedes mis apreciados lectores. Siendo la seguridad, el anonimato y la privacidad temas de mi interés los que he compartido y seguiré compartiendo con ustedes, en esta ocasión hablaremos de TOR (The Onion Router). No antes, es necesario realizar un pequeño paréntesis, posiblemente habrán escuchado en algún momento el nombre de Edward Snowden mismo se ha hecho del eco en diferentes extractos, más cuando ha expresado al público en general (incluyéndome a mí y a ti) que nuestra privacidad (lo que decimos) queda expuesta a través de programa de vigilancia masiva por parte de los Estados Unidos.

No quiero vivir en una sociedad que hace este tipo de cosas… No quiero vivir en un mundo donde se registra todo lo que hago y digo. Es algo que no estoy dispuesto a apoyar o admitir.

Edward Snowden, The Guardian, Junio de 2013.

 

Bajo el extracto anterior, te consulto: ¿Estás tú dispuesto a que se invada tu privacidad? Creo tu conocer la respuesta. Bien, la conjugación de las siguientes letras del abecedario que forman las siglas TOR ha dado lugar a que sean reconocibles incluso por personas que no saben utilizar el software al que da nombre. Mismo utilizado en la lucha por los derechos civiles en regímenes totalitarios, libertad de expresión en medio de comunicación y otro. TOR es una red de comunicaciones superpuesta a Internet basada en un sistema de enrutamiento por capas (de ahí ‘onion’, cebolla en inglés). Es decir, consiste en que varias capas de cifrado protejan los datos. A través de TOR, se permite al usuario conectarse a la red haciendo uso de una serie de nodos intermedios (proporcionados por otros usuarios de la red) posibilitando así mantener la integridad y el anonimato de las conexiones realizadas a través de los mismos, de manera muy similar a una VPN. ¿Cómo es esto posible? Gracias a la gran cantidad de nodos mantenidos por voluntarios que al día de hoy superan los 7500.

Tal como he señalado en otros artículos diariamente cuando navegamos en Internet, nuestro PC o dispositivo móvil se conecta al servidor que queremos visitar de manera directa. Obviamente esa conexión directa o más bien rápida nos deja expuestos a nivel de privacidad. ¿Cómo? Nuestra dirección IP consta como punto de partida de dicha conexión, y ése es un dato que gobiernos, corporaciones y cibercriminales pueden utilizar.

TOR juega un papel que consiste en romper esa conexión directa entre el servidor remoto y nuestro dispositivo, enrutando la información por los nodos que cifran los datos que envías y recibes. Al llegar al nodo de salida, la información se descifra para que llegue al destinatario. No obstante, demoras en la velocidad de envió de datos por cada nodo por el que pasa hace que navegar sea más lento. Ahora bien, tú decides qué precio pagar: lentitud o tu privacidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here