Brandless y las nuevas marcas

17
views
Brandless

Esta semana navegaba por Facebook cuando el título de un artículo capturó mi atención: “Brandless promete ser el P&G de los Millenials”.

Le di click para enterarme que Brandless es un marketplace online, al estilo Amazon, con una estrategia de venta y mercadeo a su propio estilo. A través de su negocio, Brandless busca combatir los altos y muchas veces innecesarios precios de algunos artículos.

Por eso, Brandless ofrece productos de 6 categorías distintas (Comida, Productos del Hogar, Belleza, Cuidado Personal, Hogar & Oficina, y Salud) todos a $3 dólares. Repetiré eso nuevamente: todos los productos de Brandless se venden a $3 – desde su bolsa de granola de vainilla-cocoa hasta su pasta de diente de menta orgánica.

 Cuando revisé su website, como buena millenial, mi primera reacción fue pensar: ¡qué cool! Pero mi pronta segunda reacción (ya que Brandless significa “sin marca”) fue preguntarme: ¿quiénes hacen estos productos?

“Aunque esta gente esté en una batalla en contra de los precios de marca, las marcas tienen su propósito, son un atajo para saber qué sirve y que no sirve”, pensé.

Fue entonces cuando leí que Brandless fabrica todos sus propios productos. Son un grupo basado en San Francisco y Minneápolis que cree en la calidad, la transparencia y los valores de la comunidad. No están en contra de las marcas per se, pero en contra del hecho que algunas marcas pueden cobrar hasta 40% más del valor real de su producto sólo por la narrativa que comparten a través de su marca.

Por eso, fabrican productos con una nueva narrativa de conciencia y con nuevas métricas que la acompañen: alimentos orgánicos, productos de belleza que no han sido probados en animales, productos de cuidado personal hipo-alergénicos, productos de limpieza  sin químicos tóxicos para el ambiente y productos de oficina no a base de papel sino de bambú. 

En este momento, no sólo dejé de desconfiar sino que hice una lista de cuáles de los artículos que venden podía empezar a comprarles a ellos. ¿Por qué?

1) Aunque uno conozca cuán dañinos pueden ser algunos productos de uso diario, no siempre tenemos acceso a comprar productos de mejores estándares.

2) Aunque es un poco raro que estos productos no “tengan marca”, la mayoría de los productos orgánicos y eco-amistosos son marcas nuevas que al principio se sienten igual de desconocidas que Brandless.

Entrar al website de Brandless, a Whole Foods o a la sección de productos orgánicos de una tienda tradicional se sienten todos como un salto de fe. Como un voto de confianza en negocios que están abriendo nuevos caminos a través de un capitalismo conciente trabajando con los ideales en los que creemos las nuevas generaciones.

 ¿Será Brandless el Procter&Gamble de los Millenials? Eso sólo el tiempo lo dirá.

Por ahora, Brandless  puede ser un puente entre una persona que cree en productos human-, eco- y pet -friendly pero compra Crest porque le queda en la farmacia más cercana. Por ahora, Brandless tendrá que competir con otras marcas que ya han ido ganando terreno en el territorio orgánico que ha mostrado ser suficientemente rentable y lucrativo.

Brandless es parte de un movimiento de capitalismo conciente.

Es parte de un movimiento que reacciona a prácticas comerciales que afectan a las personas, a los animales y a el planeta. Brandless no tiene  tanto sentido para generaciones anteriores como lo tiene para generaciones nuevas y, parte de la esperanza y el reto actual es que negocios como este se vayan convirtiendo en la norma.

El cambio social también puede empezar desde los negocios.

Los negocios tienen la capacidad de ofrecer nuevas y mejores alternativas a sus clientes, a veces para satisfacer sus necesidades y a veces hasta para educarlos.

Pioneros serán los negocios del Siglo XXI que actualicen sus prácticas incluso antes que la ley lo exija, porque así inspirarán la creación de mejores leyes, regulaciones y estándares.


En Panamá hay muchos emprendimientos que están marcando la pauta en términos de capitalismo consciente en el ámbito de comida y productos saludables. Date una vuelta por la ciudad  (o por Instagram) y busca: Mercadito Biológico, Karma Café, Nativo Skin Care, Atmaná Juicería, y más.

¿Cuál es tu marca conciente favorita?

Feliz Lunes!
Stefy

LUNES CON EL PIE DERECHO ES UNA COLUMNA DE LA SECCIÓN DE ECONOMÍA DE LA PRENSA.

 

¿Quieres saber más sobre Brandless? ¡Visítalos aquí!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here